Flora y Fauna

La alta montaña aragonesa es uno de los lugares con mayor interés biológico del mundo. Muchas son las circunstancias que se dan en estos lugares para tener una gran biodiversidad de especies y ambientes.

La influencia del clima mediterráneo, atlántico y de alta montaña originan en Sobrarbe una diversidad de hábitats sorprendente. El relieve, el aumento de altitud, que produce una bajada de las temperaturas y mayor precipitación, o la exposición de las laderas, solanas o umbrías, determinan fuertes diferencias en la flora y la vegetación.

 

En las zonas más altas encontramos una flora típicamente alpina, existiendo una gran cantidad de especies endémicas del Pirineo. Al descender, la vegetación cambia completamente y nos encontramos con especies propias del clima mediterráneo.

Y en esta variedad de hábitats encuentran refugio diversas comunidades de animales. Entre los mamíferos más característicos nombrar el rebeco, la marmota o la nutria, que cada vez más puebla los ríos del Sobrarbe. Destacar anfibios como el tritón y la rana pirenaica, aves como la perdiz nival, el urogallo y el emblemático quebrantahuesos o invertebrados como la bella mariposa isabelina.

 

Enlaces de interés:

Eco museo de la Fauna Pirenaica

Aula de Naturaleza en Senderos Ordesa